55 Cancri

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

55 Cancri es un sistema planetario en el interior del radius, a 40 años luz de la Tierra. El sistema alberga, entre otros planetas, a los populares Cari y Rob.

El nombre del sistema es una corrupción del nombre científico de su estrella, "Copérnico" (55 Cancri; Rho Cancri; HD 75732 según diversos tipos de catálogo). La mayoría de la gente lo llama "Cinco Cinco" o "Sanc-Sanc". El nombre, pegadizo, proviene del catálogo Flamsteed, un sistema de catalogación de estrellas del Siglo XVIII que identificaba estrellas por constelaciones y añadía como prefijo la ascensión recta. Así, 55 Cancri significa "estrella con ascensión recta de 55 minutos de la constelación de Cáncer".

Pese a que la estrella fue nombrada como "Copérnico" ya en el siglo XXI, popularmente el nombre que se ha fijado es 55 Cancri, corrompido en Cinco Cinco, Sanc-Sanc, o Cinc-cinc (pronunciado en algunos sitios [chnk / chnk]). Más detalles en Convenciones en nombres de la Totalidad.

Descripción

El sistema es binario. La estrella principal, 55 Cancri A o "Copérnico", es una enana amarilla, acompañada de una enana roja (55 Cancri B), que orbita a 1.000 AU de la enana amarilla.

El punto de mayor interés es 55 Cancri e, llamado Cari, una supertierra de tipo carbono. Es, por ello, una fuente de compuestos carbónicos, especialmente diamantes.

El gigante local es un júpiter caliente, denominado "Rob". Este nombre es una corrupción del sistema de catalogación Bayer en el que el planeta se denomina "Rho Cancri b". Este planeta orbita muy próximo a la estrella principal. Esta configuración genera unas interferencias gravitatorias importantes en la Zona de Habitabilidad, que hacen que el sistema esté considerado como incolonizable. Sin embargo, el sistema es interesante por su minería y cuenta con establecimientos temporales y una base militar de la Armada en la zona exterior.

Expedición y colonización

En la Antigüedad se especulaba con la posibilidad de que los diamantes mantuvieran un valor estratégico en el futuro. Este detalle, junto con el bulo de que uno de los planetas contenía grafeno en estado natural, mantuvieron las expectativas muy altas, y hubo numerosas solicitudes para formar parte de la expedición.

Sin embargo, el sistema era difícilmente colonizable de forma barata para las capacidades de la Antigüedad: no hay planetas terrestres en la zona de habitabilidad y las órbitas planetarias varían demasiado por ser un sistema doble.

Por su escasa idoneidad para la colonización permanente, la expedición original fue suspendida por falta de candidatos, y se volvió a subastar en la segunda manga. Los planes de terraformar alguna de las lunas del sistema se descartaron, y la expedición definitiva fue muy reducida, limitándose a instalar equipo de prospección semiautomatizado en superficie y una estación orbital. Los antiguos cobraron una recompensa modesta, que se vio compensada por los royalties de sus investigaciones y los derechos de explotación, si bien tuvieron que practicar una estrategia de péndulo para sobrevivir mientras la explotación se desarrollaba.

Desde el siglo 36, el lugar es una concesión minera de la CMB.

55 Cancri en la actualidad

Actualmente el sistema se dedica a la minería, en régimen de concesión. La soberanía fue subrogada en el sistema federal más próximo. Hay una pequeña colonia en 55 Cancri e, y una base militar auxiliar de la Totalidad. Una estación automática de vigilancia orbita sobre 55 Cancri f, gigante gaseoso en la zona de habitabilidad cuyas lunas podrían ser terraformadas.