Chumines

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

Plural de "chumina", pero habitualmente referidas en plural, las chumines, o chuminas, son un tipo de mina empleada por los Trozos de la Armada, con nombre oficial de "minas del número 2, modelo J".

Del tamaño de un pulgar, la chumina es una pelota de masilla moldeable que contiene un desencadenador, un botón piezoeléctrico para programarla, un nanocerebro que gestiona las funciones, un indicador luminoso, y una carga útil de nanopartículas transformables que ofrecen una amplia panoplia de funciones. Tecnológicamente, la carga útil está emparentada con la cámara municionadora de los fusiles PJ-25.

Como gran parte del equipamiento de los Trozos, las minas están diseñadas para funcionar con grandes medios tecnológicos pero también en escenarios de precariedad y falta de tecnología.

La carga útil puede ser explosiva, no letal o variada. El detonador puede ser inductivo, de proximidad, presión, simpatía o por control remoto. Las minas liberan la carga útil según un patrón que puede programarse de manera colectiva y coordinada o, si no hay tiempo ni medios, simplemente moldeando la mina con los dedos para que siga un cono de dispersión determinado. Así, el usuario puede colocarlas a un palmo de distancia frente a sí y detonarlas con seguridad ante un enemigo que avanza, o emplear un ordenador de combate para programar una sofisticada secuencia de detonación denominada "chuminada", "ifdenelse" o "script".

Los Trozos emplean las chumines para generar barreras protectoras o canalizar avances de enemigos. Al ser activada, la carga útil se despliega con el patrón y la funcionalidad deseada, que puede ser explosivos (amarillo), gases (verde), efectos aturdidores (morado) o inerte (blanco). La mina adquiere un color específico según la carga configurada, y la configuración puede cambiarse a voluntad mediante interfaces programáticas, o simplemente apretando con los dedos el botón contenido en la masilla, en cuyo caso la mina cambia de programa y anuncia su estado con un piloto luminoso. En casos específicos se pueden cargar partículas inteligentes liberadas o nanos (rojo) con propósitos más complejos.

Coloquiamente a veces se las llama "domingas". El nombre "chumine" proviene del anglicismo "mina del tipo 2" (elipsado en "2 mine"). Se las nombra en plural, chumines, porque suelen repartirse a puñados. Pueden adherirse a cualquier superficie, o dejarse tiradas al azar, enterradas, flotando en agua, etc. Son tan versátiles que los trozos las emplean como chivatos, trampas cazabobos, o, incluso, una vez intertizadas, como material para manualidades y bricolaje dada su versatilidad para ser moldeadas y programadas.