Comisión de candidaturas de sistemas solares

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

La Comisión de candidaturas de sistemas solares o mesa de reparto y asignación de destinos, es una comisión de trabajo del Concilio, compuesta exclusivamente por técnicos, cuya misión era informar al comité ejecutivo del Concilio sobre las característiscas de los destinos de las primeras expediciones interestelares.

Para facilitar la comprensión del reparto de áreas de influencia, su presidente hizo que las presentaciones para los políticos estuvieran enfocadas desde el punto de vista de constelaciones (ya que se ven muy parecidamente desde cualquier planeta del Sistema Solar). De ahí que muchos nombres de sistemas y planetas dentro del radius tengan nombres de constelaciones de la vieja Tierra, aunque localmente se denominen de otra forma.

Criterios de la comisión

Los sistemas candidatos debían resultar atractivos para los colonos, ser estables y permitir la autosuficiencia.

Hasta entonces, la astronomía terrícola había investigado los exoplanetas con dos intereses: entender el proceso de formación y evolución de estrellas y planetas, y encontrar xenoformas para comprender el origen de la vida. Sin embargo, los criterios tradicionales de habitabilidad de un planetan podía ser óptimos para la aparición de xenoextremófilos, pero inadecuados para un colono humano. Para confeccionar su lista de candidatos, la comisión aplicó los siguientes criterios:

Estrellas de secuencia principal G, de preferencia análogos solares

Se consideraron estrellas de tipo G principalmente, aunque también algunas de la secuencia principal K. Las estrellas de tipo K son más longevas y emiten menos radiación, por lo que a priori son más interesantes, pero son mucho más tenues y por eso fueron descartadas individualmente en su mayoría. La secuencia F fue completamente descartada por ser más agresivas y una vida media más corta.

Metalicidad y luminosidad

La comisión optó por estrellas de una luminosidad de entre un 120% y un 80% respecto a la Tierra. Se favorecieron estrellas con una metalicidad de, como mínimo, -0,10, bajo la premisa de que el sistema sería más rico en materiales que uno de metalicidad pobre.

Descarte de sistemas binarios o múltiples

Como norma general, se descartaron todos los sistemas binarios. Algunas excepciones fueron aquellos sistemas cuyos miembros del binomio estuvieran apartados, al menos, 30 AU y en los que el cuerpo menor fuera una enana roja. Se descartaron los sistemas circumbinarios.

Lunas de gigantes

Se estudiaron igualmente algunas lunas de gigantes en la zona habitable que obtuvieran las características de un planeta. Aunque son más estables, la sombra del gigante se consideró problemática para las preferencias de los colonos. Por esta razón, hay pocas lunas en la primera y segunda mangas, aunque desde el siglo 32 fueron más frecuentes.

Otros criterios

  • Los discos masivos de polvo se consideraron un problema que invalidaba un sistema para su colonización.

Excepciones

Los criterios enumerados se aplicaron a sistemas a colonizar. Sin embargo, algunos sistemas que no cumplían todos los requisitos fueron colonizados de una forma u otra. Por ejemplo, aquellos con una riqueza mineral excepcional, como Cancri 55.

Se instalaron bases militares, estaciones de alerta y apostaderos en algunos sistemas poco idóneos para colonizar, pero políticamente importantes, como Próxima Centauri, o estratégicamente interesantes como Barnard. Otros lugares fueron considerados de interés científico y recibieron expediciones automatizadas o tripuladas. En algunos casos, se buscaron xenoformas, especialmente en los múltiples sistemas de tipo M que rodean al Sol. En algunos se realizaron ensayos de terraformación acelerada.

Expediciones fuera del paraguas del Concilio

Además de las diferentes expediciones organizadas o propuestas por las autoridades, grupos privados fletaron expediciones. Siempre que los expedicionarios demostraran conocimiento de causa y una decisión libremente tomada, se concedió la visa de salida. En muchos de esos casos, los criterios de selección del destino fueron totalmente diferentes.