Economía

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

Véase tambien Indicadores económicos e industriales.

Atención: esta página está sujeta a cambios mayores.

En el momento de alcanzar el segundo estadio de Kardashev[1], la mayor parte de la producción industrial recae en máquinas e inteligencias artificiales, y desaparece la necesidad de trabajar. La jornada laboral media en la Totalidad cayó un 70% entre los siglos 32 y 39, ya que el rendimiento de la producción se multiplicó varias veces en todos los sentidos.

Modos de vida

Ya desde el siglo 24, la autarquía personal es una realidad al alcance de la mayoría. Una persona normal puede proveerse sin problema de herramientas, vestidos, útiles, comida, ropa y refugio empleando energía barata, procesadores de materia e impresoras que trabajan sobre planos de dominio público.

A esta época se la denomina "el Tope de Maslow", ya que las necesidades básicas están resueltas sin grandes penalidades. La ociosidad y la falta de ocupación ha generado otros problemas que los diferentes Gobiernos han abordado con diferentes estrategias que buscan un equilibrio entre el ''far niente'' y la industriosidad innecesaria, con ejemplos que van desde la Ilustración Burguesa propia de Aleksandr, la Exaltación Bucólica (por ejemplo en Pupis 7), el Urbanismo Irredento de Permanent, el Nomadismo para los que desean mantener distancias con Estados fuertes, la Virtualidad como opción vital, o el Transhumanismo Extremo de los que se han adaptado para vivir en el vacío espacial construyendo sociedades vibrantes y contemplativas en una aparente contradicción.

Ganarse la vida

Como se ha señalado, subsistir sin privaciones no es complicado en el Kalu. El problema de esto es que genera economías circulares muy pequeñas y aisladas, en las que no es posible adquirir ningún bien o servicio que no esté generado en la propia economía.

Muchos Gobiernos proporcionan a sus ciudadanos un salario que suplementa lo que la autarquía no proporciona.

Este salario viene de los impuestos, derechos de paso, venta de patentes, regalías y cánones, explotación de recursos naturales y materias primas, turismo, y la venta de bienes y servicios, donde la autenticidad es altamente apreciada, como en el caso de los muebles de madera de Concord, Pupis 7.

Los Estados que son capaces de generar bienes y servicios difícilmente replicables con impresoras, o que simplemente son ricos en algún recurso o disfrutan de una posición privilegiada, ostentan economías fuertes. Los Estados más deficitarios están subsidiados y su exportación más frecuente es el personal de servicios o, incluso, militar. Los Estados fuertes pagan un canon al Estado de origen por cada natural o ciudadano que trabaja o sirve como inmigrante.

El valer más

Una persona puede vivir 300 años estándar sin acceder jamás al dinero. Dispone de una impresora para generar comida y vestido. El material proviene del aire, del que se procesa el hidrógeno y nitrógeno para transformarlo en otros elementos. Su casa estña fabricada con ladrillos impresos y nanomateriales que han tejido una red de servicios internos para transmitir calor, frío, agua. Obtiene energía casi infinita del aire. Se desplaza mediante un vehículo impreso, escogido entre una selección de opciones con planos abiertos. El vehículo en cuestión puede circular por carreteras autotrazadas, volar (si la legislación local lo permite).

Esta realidad que a nuestros antepasados pudo parecerles una arcadia, tiene algunos problemas. El primero es preciso regular la violencia. El segundo es que hay un recurso que sigue siendo limitado: el espacio físico, generalmente en las zonas templadas y costeras con buen clima, buena tierra y buenos paisajes. Tercero, la enorme cantidad de tiempo libre. Cuarto, el hecho de que prácticamente se puede imprimir cualquier cosa, no significa que deba hacerse.


Ciudadanía e impuestos

Como norma general, no se pagan impuestos salvo que se vendan bienes o servicios. En algunos lugares, para votar es preciso ser ciudadano, y la ciudadanía se suele obtener mediante el pago de impuestos o el servicio público.



Notas

  1. Kardashev