Gentlepeople & guns

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

Gentlepeople & guns es una revista de asuntos militares que se edita en Marte desde finales del siglo XXI. Empezó como un fancine electrónico editado en inglés desde la base marciana de la OTAN, con el nombre "Gentlemen & Guns" y bajo la dirección anónima de suboficiales de la base que firmaban con el seudónimo colectivo "Heinlein".

Historia

En el siglo XXII la revista cambió de nombre a "Gentlepeople & Guns". Durante la crisis de Marte de finales del XXII, la revista pasó a la clandestinidad bajo acusaciones de espionaje para los chinos. El episodio nunca fue aclarado. La publicación continuó esporádicamente durante el XXIII.

Tras la secesión de Marte, hubo dos revistas que reivindicaron la herencia espiritual de Gentlemen & Guns, publicadas en runglish. Los derechos sobre el uso del nombre fueron objeto de litigio. El perdedor del pleito se trasladó a la zona china de Marte, donde no se reconocían los derechos de autor de la zona usamericana, y siguió publicando bajo el nombre original de Gentlemen and Guns, pese a que la difusión estaba perseguida fuera de la zona china. Sin embargo, la controversia llegó hasta el extremo de que el gobierno chino en la Tierra ordenó a su ex-colonia liquidar la revista porque la infracción de acuerdos de marca interfería con las posturas negociadoras de China en el Concilio. La pelea judicial espantó a escritores, público y anunciantes; ambas revistas desaparecieron por un cúmulo de causas.

Nueva época y ge minúscula

Desde la época conciliar, la revista se edita en español. Ya en el siglo 24, suboficiales de la base conciliar de Marte, mujeres en su mayoría, retomaron la publicación. Renombraron la revista como Gentlepeople and guns, como en el siglo XXII. La ge de "guns" se minusculizó, oficiosamente porque en castellano el uso de la mayúsculas en títulos no es como en inglés, aunque otras fuentes lo atribuyen a una cuestión estético-legal. "People" en lugar de "men" se usó por razones de igualitarismo de género, y pese a que el término "people" tenía connotaciones sinofílicas que podían resultar inconvenientes.

Actualidad

La revista se sigue publicando ininterrumpidamente desde el siglo 24. Aunque se edita en Marte, sigue el calendario de la Tierra como hacía el fancine original de la base de la OTAN. La revista publica artículos y discusiones diariamente, pero el segundo martes de cada mes publica un lote de reportajes y entrevistas. La víspera de San Alberto Magno, el 14 de noviembre, se imprime un número en papel encuadernado como una revista de la Antigüedad con lomo ancho. Cada diez años se publica, también en papel, un resumen de la década.

El contenido de la revista es marcadamente militar, pero resulta accesible a todos los públicos. Además de los asuntos de defensa, armamento y geopolítica, hay secciones de estilo, arte, sociedad y generalidades. Es inevitable mencionar el superpopular foro dedicado al "alfa", así como una página fija para el Profesor Franz de Puerto Koben.

La revista es propiedad de la fundación "Bisnietas de Olimpo". Los estatutos exigen que dos tercios de los autores en cada número sean militares en activo o retirados con, al menos, 5 años de servicio.

Desde el siglo XXI, el logotipo de la revista es el monte Olimpo de Marte, representado como un triángulo isósceles de color teja. Marte no es rojo desde el 24-25. El monte Olimpo es más bien redondo y tan grande que solo se aprecia desde el espacio como un contorno bulboso. En superficie, la propia ladera y el cráter desaparecen en el horizonte dada la curvatura de la superficie sin que sea posible aprehender su geometría completa. Para representar esas magnitudes asombrosas, el primer boceto del logo olímpico fueron varios círculos solapados; pero nadie entendió el logo y "Heinlein" eligió por votación la picuda e idealizada versión alpina. Hasta la fecha, nadie ha conseguido cambiarla. Ni siquiera por un triángulo escaleno.

Alfa

Gentlepeople & guns es el conservador oficioso del alfa. Una comisión mixta de expertos y redactores ejercen el papel de curatores. La revista mantiene una sección fija dedicada al alfa donde aparecen novedades, apartados de discusiones como "alfa vs gamma", experimentos en "no hagas esto en tu casa", y el correo de los lectores en "Epic Fail", dedicada a "tests que salieron mal". El número decenario la revista se llama, de hecho, "El estado del alfa".