Niveles del enemigo

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

Los niveles del enemigo son una clasificación teórica y predictiva que la Armada de la Totalidad emplea desde su fundación para planificar la respuesta ante un ataque de un enemigo desconocido. Los niveles fueron establecidos en el Anexo II y se refieren a aspectos operacionales.

Niveles operacionales

Los niveles son los siguientes:

  1. Nivel 0: formas de vida salvaje, tales como grandes hervíboros, cúspides de la cadena trófica. Sin tecnología ni civilización. Medidas preventivas tales como securizacion de campamentos, forrajeo, pequeñas patrullas.
  2. Nivel 1: tecnología equivalente al siglo XIX terrícola: peligroso a distancias de 200 metros, con escasa movilidad. Sin armas atómicas ni biológicas, ni capacidad de vuelo significativa. Puede ser molesto y capturar prisioneros.
  3. Nivel 2: tecnología equivalente al siglo XXII. Peligroso en todo el planeta, movilidad eficiente. Armas atómicas, vuelo cislunar eficiente. Puede ser problemático y causar bajas significativas.
  4. Nivel 3: tecnología equivalente al siglo 30. Vuelo estelar eficiente. Capacidad de salto. Capacidad de invadir planetas del Kalu, aunque sea como razia. Muchos sistemas del Más Allá se consideran nivel 3.
  5. Nivel 4: tecnología equivalente al desarrollo actual de la Totalidad. Puede disputar sectores enteros a la Totalidad. Un puñado de mundos del Más Allá podría entrar en esta categoría llegando a obtener superioridad local en un sector de forma temporal, aunque la Armada da por hecho que podría derrotarlos en cuestión de semanas, pero con un severo coste político. Todo depende de si la Armada está en ese momento sobreextendida.
  6. Nivel 5: tecnología superior a la Totalidad, pero constreñida por las mismas leyes físicas que la Totalidad. Hipotéticamente, algunas sociedades perdidas podrían haber llegado a estos extremos.
  7. Nivel 6: tecnología inimaginable, no constreñida por las mismas leyes físicas que la Totalidad. Capacidades de salto infinitas.

Clave de intenciones

Junto con los niveles operacionales, se describe la intención conocida. Para esto se emplean letras:

  1. A, Alfa: intenciones pacíficas.
  2. D, Delta: intenciones hostiles.
  3. G, Gamma: intenciones no determinadas.
  4. K, Kappa: el enemigo huye.

Combinación de nivel e intención

La inteligencia disponible se informa indicando la intención y el nivel. Por ejemplo:

  • G4: enemigo de nivel 4 con intenciones no determinadas.
  • A0: enemigo de nivel 0 con intenciones pacíficas.

Comentarios a los niveles

Los niveles cero a 2 se teorizan ante posibles encuentros al explorar un planeta, pero no se consideran amenazas.

Se entiende que un enemigo de niveles 3 a 5 se rige por constricciones semejantes a las de la Humanidad, no importa el aspecto de su tecnología, porque se ve afectado por las mismas leyes del Universo. Por ejemplo, los teóricos postularon que una nave alienígena de nivel 2 tiene que ser aerodinámica para manejarse en una atmósfera, y que un ejército de hasta nivel 4 requerirá suministros tales como agua o algún tipo de aislante ambiental como, por ejemplo, un traje espacial.

Los niveles tienen implicaciones en aspectos tácticos, como la protección de un valle frente al ataques de aeronaves, el emplazamiento de armas, la disposición de comunicaciones, la necesidad de mantener un flujo de suministros, la evacuación de heridos, la reposición de material, la elección de zonas de aterrizaje, o la necesidad de tener lanzaderas pequeñas porque las naves grandes no pueden posarse en la superficie.

A su vez, esto modela los escenarios de combate al imaginar los puntos débiles del enemigo, sus necesidades operacionales y su logística. Dado que la doctrina militar da por hecho que el enemigo será más fuerte y avanzado, y que el objetivo es que su victoria sea costosa, muchos escenarios hipotéticos buscan precisamente entorpecer y encarecer la operación enemiga.

Más allá del nivel 6, se entiende que el enemigo será capaz de resolver estos problemas con tecnologías inimaginables, pudiendo, por ejemplo, aterrizar una nave gigante en un planeta, no depender de ninguna clase de suministro, disfrutar de comunicaciones absolutamente inviolables, y desplazarse instantáneamente.

Nanoguerra, guerra biológica

El anexo II considera que cualquiera de los niveles es susceptible de desplegar armas biológicas y toxinas. Se hace especial hincapié en la protección y la provisión de aislamiento y entornos óptimos.


Niveles estratégicos

Los niveles operacionales atañen a la táctica y a las batallas y campañas que se puedan desarrollar. Por encima de esto, queda la estrategia general. Mientras que los niveles operacionales se refieren a una amenaza puntual, la estrategia se refiere a la capacidad de desplegar la amenaza de forma continuada y extensiva.

Para clasificar el potencial estratégico de un enemigo, se emplean los estadios de Kardashev, que se refieren a la cantidad de energía que una civilización puede producir o controlar.