Principio de entropía

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

El principio de entropía es una norma que se sigue al teorizar sobre las capacidades de un hipotético enemigo alienígena, y que sirve de base para la teoría de niveles del enemigo. Es una aplicación de la entropía de Shannon, considerada como la cantidad de incertidumbre en un sistema y la cantidad de información necesaria para despejar esa incertidumbre.

El principio de entropia se emplea de la siguiente manera: cuanto mayor sea la entropía, mayor incertidumbre hay acerca de los medios y capacidades del enemigo. La incertidumbre se aplica no a las características de un enemigo imaginario, sino a la capacidad de la Humanidad de entender la tecnología que el enemigo aplique.

Sin entender la tecnología enemiga, es imposible determinar el grado de amenaza y la manera de entorpecerla y contrarrestarla.

Por tanto, la doctrina operacional de la Totalidad dicta que, en un enfrentamiento con un enemigo de capacidades desconocidas, es preciso una labor de inteligencia que recabe datos sobre capacidades e intenciones, de tal forma que se conozcan las necesidades del enemigo que condicionan sus operaciones.

Por ejemplo, una patrulla debe proteger una posición en un valle. ¿Dónde debe concentrar sus esfuerzos? ¿Tiene sentido guarnecer las partes altas del valle con misiles tierra aire para entorpecer una incursión de cazas o de misiles? O el enemigo es capaz de provocar terremotos, en cuyo caso conviene mantener las tierras más llanas y menos proclives a derrumbes. ¿Es idóneo minar una zona de aterrizaje al abrigo de una colina en un collado ventoso para evitar el desembarque de tropas aerotransportadas o los enemigos simplemente se teletransportarán a donde quieran? ¿Conviene centrar esfuerzos en denegar el acceso a fuentes de agua y así retrasar la consolidación de una invasión?

La respuesta a estas preguntas facilita la toma de decisiones para cualquier jefe militar.