Sikander

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

'Sikander Julkarn' es un antiguo, astronauta de una de las primeras expediciones estelares, probablemente miembro del comité de dirección del Kenzaburo (denominado "terna"), aunque no se sabe cuál de los tres miembros es exactamente. A su regreso, recaló en Rakh, entrando a participar en la incipiente guerra civil. Terminó victorioso, permaneciendo 60 años como Dictador de los Rakhotis.

Identidad

Se desconoce la identidad exacta de Sikander Julkarn. El nombre, sonoro y sugestivo para los Rakhotis, es en realidad el apelativo que los hindúes utilizaban para referirse a Alejandro Magno. Sikander, el astronauta, debió escoger este alias por su carga emotiva en la mentalidad rakhoti: liderazgo, mesianismo, invencibilidad y leyenda.

Regreso a "el mundo de los vivos"

Sikander se identificó correctamente ante el comisionado de la Fundación Baxter. En virtud del mecanismo de la Promesa, Sikander recibió toda su paga e intereses aunque la situación de guerra inminente recomendaba que fueran retenidos. Otros tripulantes recibieron su parte así mismo. Algunos consiguieron salir de Rakh, otros participaron activamente en la guerra y otros simplemente quedaron atrapados.

En la confusión reinante en Rakh, los archivos de la Fundación Baxter se perdieron. Aunque han sido parcialmente reconstruidos a partir de testimonios y otras fuentes documentales, no se conoce el proceso de reintegración con la exactitud deseable. Dada la controvertida figura de Sikander, y que la expedición Kenzaburo no estuvo exenta de desencuentros y severos problemas internos, las fuentes de primera mano que sobreviven son sesgadas, parciales y vehementes. Por atañer a un gobernante, todo lo relativo a Sikander entra en la definición de secreto federal, y mucha información permanece clasificada. Dado el carácter paranoico de Sikander, no es fácil conseguir muestras de ADN. La Fundación Baxter mantiene un escrupuloso silencio.

Lo que sí se ha podido conocer es que el Kenzaburo colonizó el sistema planetario de destino. Algunos tripulantes se apropiaron de la nave, abandonando a los colonos a su suerte. El Kenzaburo volvió a viajar, con lo que sus tripulantes obtuvieron un doble período de contracción del tiempo.

El segundo recorrido de la Kenzaburo ha sido deducido en su práctica totalidad a partir de la huella de calor. Sin embargo, el conocimiento obtenido no se ha desvelado pues pertenece al ámbito del secreto federal. No está claro si hubo o no una segunda colonización, un planeta oculto, una "isla del tesoro", o un refugio dorado.

La guerra civil de Rakh

Respaldado por su cuantiosa fortuna, Sikander entró inmediatamente en la guerra civil, armando una pequeña facción, comprando favores y lealtades. Tras doce años de guerra, terminó en bancarrota pero razonablemente bien parado, y en un primer armisticio fue coronado rey por una coalición de facciones que había consensuado un candidato manipulable. La situación no era más que un tenue respiro. Sin embargo, Sikander rechazó la corona en público, adoptando un papel de árbitro y custodio del trono, rompiendo los planes de quienes pensaban manipularlo. Ese gesto le reforzó ante la opinión pública de Rakh, aportó numerosos fondos a su causa y, especialmente, acrecentó sus filas.

Sikander se hace con el gobierno

Rakh estaba exhausto: no había ganador claro, ni facción en situación de apoderarse de la victoria en solitario, sin que por otro lado fuera posible alguna alianza estable. Hubo un breve período de parálisis en el que los padrinos de Sikander no se decidían a atacarlo, pero viendo que la oportunidad se les escapaba de las manos algunos optaron por un golpe de mano. Combinando el favor de la masa, un astuto juego de premios y represalias y bastante buena suerte, Sikander combatió a sus rivales de uno en uno, terminando por desangrar el planeta otros cinco años más. Finalmente se hizo con el poder estable, aunque nunca terminó de nombrarse rey. En su lugar mantuvo una ficción sobre un mítico y legítimo gobernante en ciernes, entelequia que su ministro de propaganda modeló sucesivamente a lo largo de los años.

Dictadura de Sikander: el regente en el cojín

Bloqueo federal

La guerra y el bloqueo federal habían afectado severamente todo el país. Rakh había pertenecido a la Totalidad como sistema adherido. Estaba muy próximo a numerosos sistemas federales, siendo una potencial fuente exportadora de conflictos y contrabando. La falta de acuerdo y la desconfianza malograron cualquier posibilidad de entendimiento. El bloqueo continuó, obligando a Sikander a adoptar una autarquía.

Sikander el senescal

Sikander gobernó Rakh con mano dura. La sociedad era atomizada e inestable (esencial causa de la guerra civil), propensa a estallidos y exageradamente veleidosa. La Totalidad intervenía en las regiones remotas, a menudo en connivencia con el propio Sikander.