Sistema Solar

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

El Sistema Solar es el lugar en que se origina la Humanidad. Perdió la capitalidad en el siglo 28, cuando las colonias extrasolares afianzaron su autosuficiencia y hubieron liquidado los 200 años de derechos de explotación privada instituidos por el proyecto original.

En la actualidad, el Sistema Solar es un lugar bucólico. Se dice que la fundación Baxter planea ya su conservación y eventual traslado a otra galaxia cuando, dentro de 3000 millones de años, la Vía Láctea colisione con Andrómeda.

Información general

Sinonimia

La mayoría de los hablantes del Kalu se refiere al sistema como "Sol".

Gentilicios

Solar, solarino, solete; primo; terrícola, terrestre, marciano, (estos tres últimos, los habitantes del restos del Kalu los emplean con propósito generalizador pese a las enérgicas protestas de los lugareños).

Organización

Nombre oficial: "Confederación del Gobierno Solar". Dentro de la Totalidad, el Sistema Solar se encuadra en Sector Sol.

Políticamente, el Sistema se organiza en torno a la Confederación del Gobierno Solar, un Estado federal miembro de la Totalidad, organizativamente complejo y acomplejado por numerosos mecanismos de equilibrio de poder y un sinfín de micronaciones en comparación con la mayoría de sistemas de la Totalidad.

Cuerpos principales

Sol

El Sol sigue siendo el centro de referencia de los mapas y la Tierra la referencia de la medida del tiempo según el sistema UTC. Sobre el uso del término 'sol', véase Sol.

Tierra

El controvertido papel de los gobiernos terrícolas en la relación con sus colonias ha provocado un desapego del resto de la Humanidad hacia la Tierra. Las intensas migraciones y los cambios sociales la han dejado muy vacía. La pérdida de capitalidad y protagonismo han restado atractivo a la otrora vibrante Tierra de la Antigüedad, ya muy golpeada por las crisis ambientales del XXI-XXII. Y, sin embargo, una legión de irreductibles la considera un lugar al que peregrinar, como quien visita renuentemente a una anciana tía lejana con la que no se ha tenido mucha relación. Véase La Tierra.

Luna

Colonia menor durante el siglo XXII, nunca llegó a independizarse. Declarada territorio desmilitarizado, la ONU se hizo cargo del satélite antes que de la propia Tierra. No ha sido terraformada y actualmente está protegida, aunque hay algunas bases y servicios comerciales, e industria pesada en la cara oculta.

Marte

Origen de la crisis que llevó a la celebración del Concilio, Marte es un Estado soberano miembro de la Confederación del Gobierno Solar.

Fue terminado de terraformar en el siglo 26. Está configurado sin las servidumbres de la Tierra: no ha habido superpoblación ni crisis ambientales ni super estructuras que hayan tenido que ser desmanteladas. Su pasado colonial ha sido un episodio relativamente corto y fue más político que étnico, lo que aleja las duras connotaciones de la Historia Terrícola y las reclamaciones históricas sobre territorios. Estos factores han permitido una distribución de poblaciones alrededor del océano ecuatorial, de clima templado, exposición solar moderada, y una gravedad excelente. Con numerosos parques naturales, y zonas protegidas como el monte Olimpo.

Marte recibe más visitas que la Tierra y es un popular lugar de retiro por su clima y su gravedad, propicia para escalar las rotundas montañas locales, que han popularizado la disciplina del martinismo. Es también la sede de la famosa revista Gentlepeople & guns.

Titán

Colonizado como planeta minero en el siglo 23, los planes para desarrollarlo como metrópoli nunca prosperaron. Muchas concesiones privadas dieron lugar a pequeños asentamientos que aún existen, pero adolecen de una tasa de rotación de población altísima. Paradójicamente, vive más gente en mundos artificiales en órbita de Titán que gente en la superficie de Titán, si bien comparten nacionalidad.

Cuando las tecnologías de colonización y terraformación estuvieron desarrolladas con suficientes garantías, muchos colonos de Titán decidieron irse a otros mundos del Radius o del Más Allá, y el mundo quedó muy despoblado. No se ha recuperado de ese golpe.

Ío

Esta luna de Júpiter parecía ser un candidato a planeta minero, pero se quedó en una mera base de servicios y apostadero, de sumo interés para los precarios sistemas de navegación del siglo XXII al 25. La población obtuvo la soberanía de carambola. Este pequeño Estado se comporta como una más de las micronaciones del Sistema.

Ciudades Estado, micronaciones rocosas y mundos artificiales

Tras la crisis del siglo 24, un montón de iniciativas privadas colonizó rocas o levantó pequeños mundos artificiales. La mayoría fue reabsorbida o regularizada durante el Concilio, si bien algunos consiguieron retener su independencia.

Los reabsorbidos funcionan en régimen de asociación con intereses comunes aunque técnicamente cada uno es territorio del cuerpo principal al que orbita. Intentan influir en la política confederal actuando coordinadamente en sus respectivas políticas locales.

Algunos micromundos puestos en órbita en el plano de la elíptica, a una distancia del sol de entre 0,8 y 1,3 UA, forman el "Club Solar". Cada uno de ellos es un miembro confederal, soberano, y de efecto marginal en la política, pero de tanto en tanto crucial en los desempates de la Confederación Solar. Entre otros, se puede citar a los principales: Eliseo, la Autarquía Positivista de los Hacedores, Hojaelata, y Obsidiana.

El pasado autoritario del siglo 24 y la crisis previa al Concilio son una pesada carga en la conciencia colectiva del Sistema. Los estudiosos aluden a esa mala conciencia para explicar la compleja organización que da voz a estas micronaciones y hace que el gobierno del Sistema sea tan complejo.

Autarquía de la nube de Oort

Transhumanistas que colonizaron el cinturón en el siglo 24. Controvertidos en su día, actualmente son una sociedad pintoresca dedicada a la bioescultura extrema y a la adaptación a la vida en el vacío.