Tercios ocultos

De La Totalidad
Saltar a: navegación, buscar

La fuerza militar de la Totalidad mantiene dos tercios de sus efectivos ocultos y un tercio abiertamente expuesto (Tercio Visible). Tanto en el imaginario popular como en los asuntos políticos de la Federación, la situación y tamaño real de los tercios ocultos son asunto de conversacion y polémica constante.

Pese a las disposiciones que pretenden que la Armada no sea un factor político desestabilizador, la sola presencia de flotas y las actividades disuasorias y preventivas (bloqueos, protección y vigilancia del comercio, acciones de policía en el espacio exterior) tienen un efecto diplomático.

Historia

La Encomienda Militar encargaba la construcción de una fuerza militar que debía operar bajo dos premisas:

  1. Un hipotético enemigo exterior sería más numeroso y tecnológicamente más avanzado.
  2. En ausencia de hostilidades, la fuerza militar de la Encomienda no podía disparar primero.

Doctrina militar

Los condicionantes de la encomienda llevan a una doctrina operacional, en virtud de la cual las flotas y efectivos se ocultan para no estar expuestos ni producir interferencias políticas innecesarias. Tan sólo se expone un tercio de las fuerzas, que están autorizadas a operar en condiciones normales. El propósito del tercio visible es obtener información y estar, precisamente, expuesto, bajo la hipótesis de que, siendo un objetivo de entidad suficiente, hará que un visitante hostil se decida a atacar abiertamente si esa es su intención.

Dado que la sola existencia de la Armada es un elemento de interferencia política por su mero potencial, se pretende que, al operar bajo normas estrictas, resulte políticamente previsible. Los tercios ocultos sólo han sido liberados cinco veces. Dado que su composición exacta y capacidad operativa es confidencial, se discute si realmente la Armada tiene el tamaño que dice tener.

La Totalidad opera siempre bajo la hipótesis de ser superada en número y tecnología. Bajo este punto de vista, la única ventaja reside en el ocultamiento y desinformación. Así mismo, y dado que el tamaño de la Armada está siempre por debajo del óptimo declarado, el ocultamiento tiene un efecto disuasorio. Así, un pirata nunca estará del todo seguro de que un crucero o fragata no se encuentren en las proximidades.

Operación

Se sabe que los cruceros de la Totalidad pueden ocultarse en el interior de estrellas, y que existen bases ocultas. Se ha llegado a decir que algunos asteroides y pequeñas lunas son, en realidad, bases secretas.

Operativos de inteligencia militar, servicios de información y militares de incógnito.